21.10.18

RESEÑA "LOS SEÑORES DEL TIEMPO", TRILOGÍA CIUDAD BLANCA #3, de Eva García Sáenz de Urturi

SINOPSIS


Vitoria, 2019. Los señores del tiempo, una épica novela histórica ambientada en el medievo, se publica con gran éxito bajo un misterioso pseudónimo: Diego Veilaz.

Victoria, 1192. Diago Vela, el legendario conde don Vela, retorna a su villa después de dos años en una peligrosa misión encomendada por el rey Sancho VI el Sabio de Navarra y encuentra a su hermano Nagorno desposado con la que era su prometida, la noble e intrigante Onneca de Maestu.

Unai López de Ayala, Kraken, se enfrenta a unas desconcertantes muertes que siguen un modus operandi medieval. Son idénticas a los asesinatos descritos en la novela Los señores del tiempo: un envenenamiento con la «mosca española» ―la Viagra medieval―, unas víctimas emparedadas como se hacía antaño en el «voto de tinieblas» y un «encubamiento», que consistía en lanzar al río a un preso encerrado en un tonel junto con un gallo, un perro, un gato y una víbora.

Las investigaciones llevarán a Kraken hasta el señor de la torre de Nograro, una casa-torre fortificada habitada ininterrumpidamente desde hace mil años por el primogénito varón. Pero el reverso de tanta nobleza es la tendencia de los señores de la torre a padecer el trastorno de identidad múltiple, un detalle que arrastrará a Estíbaliz a vivir una arriesgada historia de amor. 

Unai López de Ayala acabará descubriendo que Los señores del tiempo tiene mucho que ver con su propio pasado. Y ese hallazgo cambiará su vida y la de su familia. 

FICHA
Los señores del tiempo
Ciudad Blanca #3
Eva García Sáenz de Urturi
Publicación: 2018
Editorial Planeta (448 páginas)
Género: Novela negra

Clica sobre la bandera per a llegir la versió en català

OPINIÓN PERSONAL

Empecé a leer Los señores del tiempo, de Eva García Sáenz de Urturi, con un poco de miedo. Sí. He dicho miedo. Había hablado con la escritora este Sant Jordi para que me firmara el primer libro de la trilogía y me habló de Los señores del tiempo, me aseguró que me sorprendería, que me gustaría mucho. Me habló con emoción, con la satisfacción de sentirse orgullosa de un trabajo bien hecho. Y yo me emocioné con ella; recuerdo que se me puso piel de gallina y pensé en la maravilla que une a escritores y lectores a través de unas hojas de papel. 

Pero a medida que iba pasando el tiempo (desde abril hasta octubre, mi impaciencia ha ido in crescendo), empecé a pensar que mis expectativas eran demasiado altas y que seguramente me iba a decepcionar. Por bueno que sea un libro, si te esperas demasiado, corres ese riesgo.

De ahí mi miedo. De ahí que tardara tres días (lo confieso, no pude dilatarlo más), desde que lo tuve hasta que lo empecé. Y... me encantó (uff, qué alivio😅).

Siempre digo que las historias que van del pasado al presente no me gustan. Lo digo en todas mis reseñas. Siempre hay una historia que tiene más peso y la otra me parece superflua, me sobra. En este caso he disfrutado de las dos, lo cual me ha sorprendido. Incluso diría que la historia del pasado me ha subyugado aún más, y como el Kraken (perdón, Unai) ya me había atrapado, las dos historias me han absorbido por completo. Cada vez que interrumpía una para ir a la otra, tenía ganas de saber por dónde iba a seguir, lo cual se ha traducido en no poder dejar de leer en los escasos días que he tardado en terminar la novela.

Hablando con mi amiga Noemí de Los señores del tiempo, me ha dicho que, si me ha gustado tanto la historia del pasado, no deje pasar la oportunidad de leer la saga de Los longevos, de la misma escritora. Así que este es mi siguiente objetivo.  Y os paso a vosotr@s su recomendación: si tampoco habéis leído a Los longevos, os animo a que lo hagáis. Este final de la trilogía de la Ciudad Blanca reúne ambas sagas, pero lo que os puedo decir es lo que me han dicho otras personas (que les ha encantado), yo lo único que he leído de esta escritora es esta última trilogía.

De la historia del pasado me ha gustado especialmente el personaje de la abuela (por las abuelas de las historias siento una especial devoción), y, por supuesto, me ha encantado Diago. 

Toda la información que seguramente ha estudiado la escritora fluye de una forma muy natural y se agradece, sobretodo en la época medieval. La ambientación histórica es magistral.

Me ha parecido especialmente acertado el nexo entre la historia del pasado y la del presente, es decir, los crímenes perpetrados al estilo medieval en nuestros días, y el motivo de ello. 

Quizás debería decir que la historia del pasado me parece más trabajada que la del presente. Me hubiera gustado ver más de Esti; por supuesto, más del abuelo, entrañable y especial donde los haya, y más de otros secundarios que no voy a nombrar por miedo a hacer spoilers. Pero como siempre, supongo que cuando algo gusta no te apetece que acabe jamás y casi 500 páginas ya son muy respetables... ¿cuántas más hubieran sido necesarias para dejarme satisfecha? Pregunta capciosa donde las haya 😏.

La resolución del misterio o muy engañada me ha tenido todo el tiempo o ha aparecido de la nada... Ha sido toda una sorpresa saber quién perpetraba los asesinatos en el presente. En fin, no digo más para no desvelar nada...🙊

La impresión general de la trilogía es que me ha gustado muchísimo. El primero, El silencio de la ciudad blanca, me encantó brutalmente. Sobre todo cómo quedaban atadas muchas historias, lo redondo que me pareció todo. El segundo, Los ritos del agua, también me gustó, pero me costó un poco más entrar, como si no hubiera sido necesario seguir con la historia. Pero con el final de la trilogía, Los señores del tiempo, me he quedado con ganas de seguir leyendo a esta magnífica escritora. 

Esta novela avanza a un ritmo que no decae, te atrapa entre dos tiempos separados por muchos siglos y te conecta con las emociones de los distintos personajes. 

Es un digno final de una trilogía estupenda que os recomiendo encarecidamente. Maravillosa. 

Si queréis comprar la novela, pinchad el enlace (digital -9,49 €- y papel en tapa dura):


Cap comentari:

Publica un comentari