29.2.16

Gigoló. José de la Rosa (reseña en castellano)


TÍTULO Gigoló
(novela ganadora del I Premio Titania 2014)
AUTOR José de la Rosa
EDITORIAL Titania
AÑO 2015
PÁGINAS 284
GÉNERO narrativa romántica
DISPONIBLE EN e-book, papel
IDIOMAS castellano


 Clica sobre la bandera per a llegir la versió en català

SINOPSIS


María paga 500 libras a un gigoló por una hora de sexo. Dos años más tarde y a solo cuatro meses de su boda coincide con Allen (el gigoló en cuestión) en una fiesta entre amigos. Él le confiesa que la lleva buscando desde esa noche. Ella no le dice que sueña con él muy a menudo. ¿Se puede hacer un salto de fe y romper con una vida planificada y cómoda? 


OPINIÓN


José de la Rosa plantea en Gigoló una cuestión: ¿es lícito pagar por sexo? Los personajes van a responder de diferentes formas, pero, en realidad, esta pregunta obvia esconde una mucho más sutil: ¿cuál es el precio del amor?

El escritor nos responde a estas preguntas enseñándonos situaciones diferentes que ejemplifican estas cuestiones. Todos los personajes van a pagar un precio por amor (para tenerlo, o para conservarlo, o para no mancillarlo), lo que pasa es que la transacción no siempre se hará con dinero, sino con pedazos de sus almas. Por ello, y por su desarrollo estilístico, entiendo que fuera ganadora del primer premio Titania.

José de la Rosa está hablando de algo mucho más profundo que el mero intercambio de sexo por dinero, e introduce otro elemento más para perfilarnos el argumento: la sinceridad, que se erige como un personaje más de la novela. La sinceridad brutal con uno mismo que se necesita para poder tener relaciones sanas que aporten felicidad. La sinceridad con los demás. La sinceridad como planteamiento de vida.

Gigoló, pues, nos muestra a unos personajes atrapados en una red de la que se ven incapaces de librarse aunque ellos mismos son sus propios responsables. De la misma manera, el lector queda atrapado entre las líneas de la novela, la cual nos explica una historia romántica mientras va introduciendo bocados de realidad que nos van a dejar igual de inseguros que a la protagonista. Vamos a acompañarla en todo momento en su viaje interior. Vamos a dudar, vamos a angustiarnos, vamos a enamorarnos, vamos a decepcionarnos... vamos a vivir su historia como si fuera la nuestra, lo que a mi parecer es un motivo más para aplaudir a José de la Rosa.

María necesita el amor, la seguridad, el respeto y el reconocimiento que le da Edward, el problema es que ella desaparece por el camino, y con ella las relaciones que tenía basadas justamente en esos valores.

Edward es uno de los personajes más interesantes desde el punto de vista literario. Él no sufre ninguna evolución, es un personaje plano, pero lo que sí que evoluciona es la percepción que tiene María de él. Lo que en un principio tolera y asume llega un momento que le hastía y horroriza. Y ese cambio que se refleja en él será lo que necesita el lector para darse cuenta de hasta qué punto María había desaparecido.

Allen es el galán romántico que a todas nos gustaría tener. Con capacidad para ver dentro de nosotras, con la tenacidad suficiente para no abandonar a la primera de cambio y con la generosidad suficiente para convertir nuestros defectos en peculiaridades entrañables. Allen será la piedra de toque que ayudará a María en su viaje interior.

Al tratarse de una novela que promete un alto contenido erótico si tenemos en cuenta su título, sorprende la elegancia con que se describen las dos únicas escenas sexuales de toda la novela. Aunque sí que hay una sensualidad intrínseca en cada página, nos encontramos con que nos entrelaza con absoluta maestría la apetencia sexual más desgarradora con el amor más sublime, lo cual eleva el bello arte de hacer el amor en una actitud sexual que acompaña a nuestros protagonistas constantemente. Cuando el sexo significa la expresión del amor, su descripción no deja de ser especial y bonita aunque esté llena de pasión, y José de la Rosa nos lo transmite maravillosamente bien con suavidad y ternura.

El autor nos muestra unos textos del género epistolar, al que es aficionado, que hacen reflexionar tanto a la protagonista como al lector sobre la verdadera naturaleza del amor, que es otra de las preguntas de la novela.

Gigoló es una absoluta maravilla. Los personajes son especiales, y cambian a medida que se vuelven más sinceros. No puedo desvelar aquí los secretos ocultos ni la sinceridad de cada uno, pero solo diré que cada mentira va a costar un precio, alguno más alto que otro; y cada verdad va a crear un puente entre los personajes. Sublime. 

Me encanta este autor, y voy a seguir leyendo todo lo que ha escrito. Porque su manera de escribir sobre las relaciones y el amor es preciosa, me hace pasar un buen rato leyendo y me hace reflexionar sobre cuestiones muy interesantes. 

Os recomiendo muchísimo esta novela, por su prosa, por su temática, por sus diálogos, por las preguntas que plantea y porque pasar unas horas con una novela de José de la Rosa siempre es un placer.  

Para leer algunas páginas del libro, o para comprarlo o para saber más de él pincha en MyLibreto. 



ver Gigoló, el amor tiene un precio en myLIBRETO

5 comentaris:

  1. Estupenda reseña! Creo que tendré que volver a leer la novela para disfrutar de todo lo que mencionas aquí (algún personaje se me hizo un poco antipático y quizá no valoré bien su papel en la historia) Gracias por tu excelente punto de vista! Y coincido en que la manera de escribir del autor es muy, muy recomendable.

    ResponElimina
  2. L'autor ha eliminat aquest comentari.

    ResponElimina
    Respostes
    1. Gracias Nuria, siempre es agradable que nos digan que nuestras reseñas están bien, pero que lo diga una escritora que escribe tan estupendamente como tú aún más. ¿Sabes qué pensé mientras estaba leyendo el libro? No lo he puesto en la reseña porque considero que no era el lugar adecuado, pero, ¿recuerdas una publicación en formato cómic "El Jueves" (no sé si continúan publicando) y la tira cómica "Clara de Noche" dibujada magistralmente por Bernet? Pues en uno de ellos aparece Clara (que es una prostituta con un gran corazón y madre de un niño estupendo y educadísimo) que se hace amiga de una mujer también madre soltera pero que trabaja en una empresa como secretaria. Secretamente se envidian la una a la otra. Clara piensa que esta mamá ha triunfado porque no se rebaja como ella a hacer la calle para sobrevivir. Y la mamá en cuestión, en una viñeta donde su jefe la está sodomizando, piensa que envidia a Clara porque ella sabe exactamente lo que está cobrando por cada servicio. En este caso es algo extremo y no deja de ser un entorno de sexo por dinero o por puesto de trabajo, pero... y todas estas mujeres (o hombres) que se "conforman" por un sueño familiar, o por una posición acomodada o porque todos sus amigos ya se han casado... ¿acaso no están pagando por tener afecto? Y que conste que no lo critico ni lo juzgo. Simplemente digo que el amor verdadero es difícil de encontrar y muchos se conforman con sucedáneos, aunque les duela. Y esa novela va justamente de eso. Y me encanta. Un beso.

      Elimina
    2. Gracias a las dos, Nuria y Carma, por vuestros puntos de vista enriquecedores. la idea central de esta novela era la infidelidad. Pero no quería centrarla en la infidelidad "escénica", esa en la que alguien traiciona a alguien, sino adentrarme un poco más en los resortes que la motivan. A la conclusión que llegué, y es la tesis que defiendo en esta novela, fue que la verdadera infidelidad siempre es con uno mismo. Cuando dejas de ser tú, de sentir como tú, de opinar como tú, a cambio de...¿que nos quiera, que nos respeten, dinero, etc.? En verdad el pago da igual desde mi punto de vista. De ahí quer la novela recorra un largo camino de infidelidades: amorosa, personales, entre amigos. Y también de fidelidades: entre dos mujeres que amaron a un mismo hombre, o de Allen con él mismo, su pasado y su futuro.
      Gracias de nuevo por haber leído la novela, por reseñarla y por comentarla conmigo. #Titania, #Josedelarosa

      Elimina
  3. Muchísimas gracias a ti, José, por escribirnos este comentario, siempre es de agradecer que el autor de la novela nos pueda hablar de ella.

    ResponElimina