14.5.17

CRÓNICA CLUB DE LECTURA "LA PARTITURA" DE ANNA CASANOVAS

El sábado 6 de mayo, en Casa del Libro de passeig de Gràcia de Barcelona, tuvo lugar el club de lectura de La partitura, música para Adam, de Anna Casanovas.

Este club es especial por muchos motivos, y uno de ellos es que se cumple el segundo aniversario del club, así que, para celebrarlo, Mireia nos pasa un bloc de hojas para que escribamos nuestro nombre para que podamos hacer un sorteo de unos libros cortesía de Titania.

ATENCIÓN ESTA CRÓNICA CONTIENE SPOILERS

La teva lectura i la meva empieza con las preguntas, que os resumo a continuación:

La teva lectura i la meva: La primera vez que leí esta novela estaba tan
absorta en la historia de amor entre Adam y Charlotte que reconozco que la intromisión de la Partitura me sobraba, así que en la segunda lectura para preparar este club quería por encima de todo descubrir por qué era tan importante que la partitura tuviera voz propia. Así que os leo unas pinceladas de quién es la Partitura para que sepamos por qué es importante (Durante el resumen que he hecho Anna y las asistentes al club van comentando sus impresiones)
La partitura es la personificación de las consecuencias de los actos de su compositor. La tristeza la convierte en triste, el amor en romántica. Las consecuencias de los actos de Charlotte también afectan a su universo: a las personas que la quieren aunque ella no lo sepa.
“Todas las personas que me han tocado y que sabían qué era el amor lo han entendido”
“Gaspard dejó dentro de mí su corazón y también lo hicieron otros después de él”
1. Provins, enero de 1829. Gaspard DufayelLa primera nota tiene ilusión, anhelo, esperanza (cuando deja su casa y se va a París).Nuevas notas: la amistad (cuando conoce a Chopin). 
2. Segundo compás: 1830. Residencia del conde de LobauEl amor de Emmanuelle: admiración, fervor, belleza, amor secreto, amor efímeroLuego el amor se transforma en puro sentimiento, pasión, fuerza. Amor entre iguales, amor por un ser vivo inteligente.Compás del amor correspondido, el amor prolífico, creativo. La felicidad.Compases de tristeza y desesperación, de despedidas y de promesas. 
3. París, 1831Emmanuelle se ha ido y antes de la batalla, Gaspard escribe compases llenos de amor y de añoranza, de sueños por cumplir, de ansias de seguir adelante y de reencontrarse con su amada.Siguientes compases bañados en lágrimas después de encontrarse con Chopin cuando estaba desfigurado por la guerra y aún no sabe nada de Emmanuelle: notas desgarradoras, que hablan de desesperación, de tristeza, de miedo, amor y esperanza.
Y, después de llorar la desesperación, escribe unas notas más valientes y alegres.Cuando oye hablar de Emmanuelle y antes de ir a buscarla, escribe un compás de determinación.Compases de alivio cuando se entera que Emmanuelle sigue viva.
 
4. Sevilla, 1832Compases dedicados a la hermana de Emmanuelle (Adelaine), que ha muerto junto con su hijo nonato.Compases de Gaspard después de su noche de bodas con Emmanuelle. El momento más feliz de su vida.Compases de tristeza y desesperación cuando muere Emmanuelle. 
5. Mallorca, 1838Chopin conoce a George Sand (Amandine Aurore Lucile Dupin). Ella le incitaba a crear, a componer. Pasión, obsesión.
Londres, 1848La noche antes de su muerte, Chopin plasmó las últimas notas en la partitura.Regala la partitura a Jane Stirling, que escribe los últimos compases en la partitura: preciosos, delicados y resignados. También tienen cierta rabia dormida, el reproche hacia sí misma de haber amado a un hombre que no la merecía. Cariño, admiración y amistad.Y le envía una copia de la partitura a George Sand.Porque el original de la partitura se la envía Ludwika, hermana de Chopin, para que la pongan junto a su corazón, en Varsovia.
 
6. Durante muchos años estuvo allí.Durante la segunda guerra mundial, los nazis iban a entregar el corazón de Chopin al arzobispo Szlagowski, pero como desconfiaba de los nazis se puso en contacto con Richard Stirling (sobrino nieto de Jane, que había crecido escuchando la historia de que su tía Jane Stirling había maldecido a toda su familia y por su culpa nadie encontraría jamás el amor o la felicidad. 
7. El corazón de Chopin volvió a la iglesia de la Santa Cruz el 17 de octubre de 1945Richard y Alina se enamoran. Los nazis los descubren. Hieren a Richard y le tienen que cortar una pierna.Alina escribe a los descendientes de George Sand y les entrega la Partitura original para alejar la maldición de ellos.
La partitura y la carta llegaron a manos de una nieta de George Sand, que la pone entre las páginas de un libro, de donde no volvió a salir hasta que Gabriel la encontró en un ático de Mallorca.
 
Últimos compases de Adam: el sonido de la risa de Charlotte y el perfume de sus besos, los secretos que no se ha atrevido a confesar en la ópera de Charlotte.

Es evidente, después de leer este resumen, que la Partitura estaba inacabada, porque necesitaba un final feliz, tal y como había sido su inicio.
Conocer a la Partitura nos permite saber el anhelo que ha quedado impreso en sus notas.
Nos permite entender la obsesión de Adam y de Charlotte por acabarla.

La teva lectura i la meva: ¿De dónde surge la idea de La partitura?
Anna: La idea de esta novela me surgió cuando estaba corrigiendo Herbarium. Las flores de Gideon, tenía mucha documentación sobre la Segunda Guerra Mundial y me encontré con un artículo sobre el corazón de Chopin que me pareció muy interesante.

La teva lectura i la meva: El epígrafe del libro: 
“Existen dos maneras de ver: con el cuerpo y con el alma. El cuerpo puede, a veces, olvidar, pero el alma siempre recuerda. Solo el que ha conocido el extremo del infortunio puede sentir la felicidad suprema. Es necesario haber querido morir, para saber cuán dulce es la vida. El conde de Montecristo. Alexandre Dumas”. 
Me ha encantado…
Anna: Me gusta mucho esta novela, pero esta parte me gusta especialmente; por casualidad la volví a leer cuando estaba montando el libro y me pareció que encajaba muy bien.

La teva lectura i la meva ¿Qué simboliza la bici amarilla?
Anna: De hecho nada. Quería que Charlotte se llevara algo de su casa, y una bici me pareció una idea absurda pero acertada. Cuando vi una foto de una bici amarilla que me encantó (y que está en mi tablero de Pinterest) decidí que debía tener este color. Lo que era realmente importante es que Charlotte hiciera ejercicio físico.

La teva lectura i la meva: La chica que trabaja en la librería, Gema, es muy mística. ¿Por qué ese misticismo?
Anna: Lo que quería reflejar con estos personajes ingleses es que, aunque la intención de Charlotte era amargarse la existencia y vivir en un agujero de desesperación, se encuentra con gente simpática.
Neus: En realidad hay gente así de mística.

La teva lectura i la meva: ¿Es cierto que se puede acabar la carrera de música sin tocar, escribir o leer una nota durante un año?
Anna: Sí. Es necesario tocar instrumentos durante la carrera pero se puede cursar un año sin tocar ninguno.

La teva lectura i la meva: La narración está en tercera persona alternando los capítulos en los que el punto de vista es de Charlotte y de Adam (o de Montgomery, Jennifer, Gabriel). Y en primera persona cuando se trata de la partitura. ¿Por qué?
Anna: Quería que la partitura fuera un personaje. Quería que hablara con el lector y que se sintiera más viva después de estar encerrada en una caja donde iba a morir si nadie la tocaba.

La teva lectura i la meva: Hay muchos detalles interesantes de la vida de un ciego para ser lo más autónomo posible: el orden, vestir del mismo color, explicar en voz alta lo que vas haciendo, explicar la disposición de un plato… ¿has necesitado consejos para poder reflejar con verosimilitud la vida cotidiana de una persona invidente o ha sido pura lógica?
Anna: Tengo un amigo invidente y hace años que estoy familiarizada con estos pequeños detalles, pero además, para preparar la novela, fui a un restaurante en que estás completamente a oscuras para ponerme un poco en la piel de alguien que no puede ver. También he ido a la ONCE. Sobre Adam he de decir que era especialmente importante que quedara claro que no recuperaría la vista.

La teva lectura i la meva: ¿Qué significa exactamente que Adam ya no
ve la música?
Anna: Que ya no la siente, que no le emociona.

La teva lectura i la meva: Cuando Gabriel dice que se sentía como “Robert Langdon en El código Da Vinci”, ¿se refiere a que está muy perdido? ¿qué quiere decir exactamente?
Anna: Que se siente como un investigador.

Una persona asistente dice que casi no vemos a Charlotte, que casi no la describe.
Anna: En el caso de Charlotte, quería que el lector tuviera la misma sensación que Adam, que estuviera a oscuras y no la viera. Así que todo lo que sabe el lector es lo que le dice la misma Charlotte a Adam.
Me han dicho algunas veces que no describo físicamente a mis personajes y es cierto. Cuando pienso en los personajes de una novela no tengo “modelos”, prefiero pensar en mis personajes como personas más reales.

La teva lectura i la meva: ¿Qué nos puedes decir sobre Erika?
Anna: Erika es un personaje odioso, pero no quería que Adam descargara su culpa en ella. Durante la novela, Adam va diciendo que si él estaba con Erika es porque sería igual que ella.

La teva lectura i la meva: Leyendo entrevistas que has dado sobre esta novela, me llamó la atención cuando dijiste que habías escrito un beso muy especial en La Partitura, y quiero saber si lo he encontrado. Para ello, había transcrito seis besos espectaculares de la novela con la intención que las asistentes dijeran cuál era su preferido, pero Anna mira mis anotaciones y dice que su preferido no está en mi selección (ohhhh😕). Resulta que su beso preferido no es el “beso” en sí sino la situación. Os digo cuál es: Adam se va a casa de Charlotte a recuperarla y coge un avión para estar con ella:
“Él la interrumpió besándola, fue un beso brusco, desnudo de pretensiones y lleno de amor y de pasión, y de lo mucho que la había echado de menos.
–Solo un minuto. Después puedes insultarme, reñirme, gritarme. Lo que tú quieras pero dame un minuto. […]
Estaba tan perdido en el beso que le costó reaccionar cuando Charlotte le empujó el pecho para separarse de él. […]
–Creo que a mí no me ha bastado con un minuto”.

La teva lectura i la meva: leo algunas frases que me han encantado:

“Ninguna sinfonía se componía en un día” (cuando Charlotte se va después del primer beso y Adam está nervioso y se consuela pensando que mañana volverá)
“Yo… creo que eres la primera persona que me ve de verdad.” (Charlotte a Adam)
“Su mano había nacido para escribir notas sobre esa piel, sobre esa mujer que estaba entrando y cambiando su vida” (Adam pensando en Charlotte)
“No puedes sentirte culpable por vivir, Charlotte” (Adam cuando Charlotte le cuenta que su gemela ha muerto)
“Se recordó que la veía, que mientras pudiera tocarla, besarla, oírla, conocerla, podía verla” (Adam después de su primera vez con Charlotte)
“Tocó y la música le salió del corazón para ir en busca de las teclas” (Adam después de su primera vez con Charlotte)
“Yo no merecía quedar ciego y tú… tú no te mereces morir. El dolor puede hacernos desear cosas terribles.”
“Tal vez… vez quisiste morir en algún momento, cariño, pero ya no. Ya no. Piénsalo, por favor. Por favor. No voy a dejar que me dejes sin luchar, Charlotte, y menos ahora que sé que tú también quieres estar conmigo. Tienes que curarte por ti, por ti, pero si empezaste a tomarte esas pastillas por mí, sigue haciéndolo. No me dejes.”
“Eres mi luz, ¿recuerdas? Solo te pido una cosa, si vas a romperme el corazón, dímelo, no me dejes a oscuras para siempre”.
  
La teva lectura i la meva: Hay un recurso literario que me ha gustado mucho: Decir algo en voz alta y a continuación el pensamiento real que estaba detrás, escondido. Me encanta porque a veces nuestro propio pudor nos impide verbalizar nuestros sentimientos. Y en literatura, no verbalizarlos hace que el discurso no sea cursi, pero al ponerlos en forma de pensamientos se transforman en frases que llegan al corazón.
“Tómate el tiempo que quieras” «Tómate toda la vida»
Anna: Con este recurso profundizo en una relación íntima con el lector, es como si solo el lector conociera los pensamientos del personaje.

La teva lectura i la meva: Cuando Charlotte se despierta después del sueño más extraño de su vida, ¿realmente nos estamos encontrando con una especie de reencarnación de Emmanuelle? ¿O la Partitura le está mostrando otra vida?
Anna: No, no, Charlotte no es ninguna reencarnación. La Partitura tampoco es mágica. Simplemente quería reflejar algo que me sucede cuando veo una obra de arte (un cuadro, por ejemplo), pienso en las personas que lo han visto antes, en las impresiones que se han llevado al contemplarlo… es en este sentido que una obra de arte cobra vida, porque consigue emocionar.

Pepa: ¿Por qué detallas que la primera vez que tienen relaciones Adam y Charlotte él no se pone protección?
Anna: Porque quería reflejar que Charlotte tenía asumido que iba a morir. Que le daba igual hacerlo sin protección porque tenía los días contados.

Pepa: Los padres de Charlotte no la llaman ¿no es extraño?
Anna: Quería centrar la relación en los hermanos. En mis novelas siempre salen padres o abuelos, en esta quería que el peso recayera en los hermanos. En un momento digo que Thomas la llama en nombre de todos. Hay que tener en cuenta que nadie sabe que va a morir, por lo tanto la familia le da el espacio que cree que necesita.

La teva lectura i la meva: ¿La primera pelea de Adam y Charlotte no es un poco exagerada?
Anna: Sí. Quería reflejar la inseguridad de Adam. Él no ve, no lee el lenguaje corporal, así que se pone paranoico porque no sabe qué piensa Charlotte.


La teva lectura i la meva: ¿Por qué Gabriel va a Bath con Alice (el día que pierde el bebé)? ¿Hay alguna referencia a Jane Austen?
Anna: Bath es una excursión muy típica, simplemente es porque Bath es muy bonito. Pero en mi próxima novela sí que sale Bath.

La teva lectura i la meva: Me gusta mucho la escena cuando Adam encuentra a Charlotte desmayada en su baño.
Anna: Quería sobre todo que esta escena fuera muy realista.

La teva lectura i la meva: ¿Qué nos puedes decir del detalle de los números del pin del móvil, FERN, no, ADAM?
Anna: Bueno, esta escena tiene su historia. En el manuscrito original el móvil no estaba bloqueado, y la correctora me sugirió que lo estuviera. Al redactar de nuevo la escena, primero pensé en “FOLIE”, pero me sobraba una letra, y luego quedó tal cual la veis ahora.

La teva lectura i la meva: El personaje de la jequesa me ha gustado.
Anna: Es una persona real y se dedica a eso. Pensé que, en el improbable caso de que leyera la novela, no se podría sentir ofendida por cómo la describo.

La teva lectura i la meva: En esta frase he visto mucho de Anna Casanovas:

“Al concierto final solo asistirán unas cuantas personas escogidas. Nada de famosos de medio pelo o personas sin alma musical”. 
Anna: Bueno, el sitio es realmente pequeño, así que era necesario que solo hubiera unas cuantas personas escogidas.

La teva lectura i la meva: Me gusta la petición de matrimonio de Charlotte.
Anna: En realidad el peso de la relación la lleva Adam, así que pensé que el paso definitivo tendría que darlo Charlotte.

***

Hay muchas más preguntas, más comentarios, más lecturas de frases estupendas, pero me ha parecido que este resumen ya refleja lo mucho que disfrutamos con Anna comentando La partitura. Si alguna asistente de aquella tarde quiere añadir algo más, no dudéis en escribir vuestro comentario. Y si no vinisteis y queréis decir algo, por supuesto, adelante.

Una vez acabado el club, Mireia sortea las siguientes novelas, cortesía de Titania: Tan solo un segundo, de Virginia S. McKenzie, que le toca a Nuria, y Me rendí a un canalla, de Katharine Ashe, que le toca a Pepa, pero, como ya la tiene, se vuelve a sortear, y en esta ocasión la afortunada es Sandra.

Escogemos la novela para el próximo club, El lord y la plebeya, de Laura Lee Guhrke, que era el que habíamos decidido para el club del mes de mayo, pero que tuvimos que cambiar porque la novela se publicaba después del día que habíamos escogido para comentarla.
Anna firmando ejemplares de La Partitura

Foto de grupo (aunque algunas ya se habían ido)
Neus, Anna y Carme



Por diversos compromisos tanto personales como profesionales, hemos tenido que suspender el club de junio y dejarlo para el mes de septiembre, con la fecha sin confirmar. Ya os comunicaré la fecha cuando la sepamos. ¡Aunque no lo parezca, las vacaciones están a la vuelta de la esquina!

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada